Lo importante de un Currículum Vitae

 

 

 

 

 

ATC recomienda este gran blog llamado Zumo de empleo, para todos los que estéis inmersos en la búsqueda de empleo, además de escribir fenomenal, nos muestra unos consejos muy inteligentes a la hora de redactar el CV.

Aquí está:

“En vez de traer mi CV, he impreso mi horóscopo del año pasado. Verá que soy una persona muy especial que está destinada a hacer grandes cosas!”

Casi me vendría mejor no publicar este post, porque así entraríais más en TheJobAcademy para que os asesoremos personalmente ;o), pero como estoy en cruzada divina para ayudar a la mayor cantidad de gente posible a coger por los cuernos al toro de su trayectoria profesional y salir en hombros por la puerta grande, voy a volver a insistir en este tema que parece que no acaba de calar:

Tu Currículum está MAL.

¿Qué eres del 1% que ya había pillado de qué va este tema y se le ha ocurrido ponerse en los zapatos del seleccionador y pensar qué le interesa leer? Mis disculpas más humildes… y estoy por proponerte que vengas a trabajar conmigo ;o)

Para el resto, ahí va una idea que, no por obvia se acaba de captar, y si conseguís entender e incorporar no sólo en vuestro CV sino en toda vuestra presentación profesional, va a marcar una gran diferencia:

Un CV es un documento de venta. Estáis vendiendo vuestro trabajo.

Para todo el que sepa algo de marketing, esto debería ser mucho más fácil, jugáis con una enorme ventaja ya que esto es marketing de producto. Hay que persuadir a un desconocido para que te preste atención. Hay que mostrarle cómo le va a beneficiar comprar tu producto. Y tienes muy poquito tiempo para captar su atención y comunicar tu mensaje clave.

La buena noticia es que el 95% de los currículums son bastante malos. Suelen ser un documento sin vida que no representa en absoluto a la persona que está detrás.

La mala noticia es que el tuyo, seguramente, es uno de ellos.

Ya hemos hablado más veces de este tema, pero creo que no está de más que volvamos a repasar los aspectos clave. Especialmente por la cantidad de gente que conozco que me jura y perjura que sigue este blog y que lo lee toítoenterito y luego veo su CV… y yo sufro, señores, sufro de la pena-penita-pena que me entra ;o)

Tu CV debe ponerle las cosas muy fáciles al reclutador. Debe ser directo, centrado, bonito, diferente y sobre todo debe GRITARLE: estas son las razones por las que te interesa llamarme.

Para no complicarte mucho las cosas, te voy a dar tres claves que harán que tu CV destaque espectacularmente sobre los demás. Ojo! Que aquí hablo del CV pero estas ideas clave sirven para cualquier presentación profesional. Vamos allá:

—————————————————————————————–

Le tienes que mostrar lo que vales

Esta es la clave, el aspecto más importante de tu  nuevo Currículum, por eso te lo digo lo primero para ver si al menos esto se te graba:

Tu CV le va a llegar a una persona del departamento de RRHH sobrecargado de trabajo, que ya ha recibido otros 100 más para ese mismo puesto, a quien seguramente le están apretando las clavijas para cubrir esa vacante lo antes posible. O sea que cuando abra tu CV, lo que realmente esa persona necesita saber es: “¿cómo me vas a facilitar tú la vida?” es decir “¿cómo me beneficia contratarte a ti?”. Y la manera de hacerlo es lograr que tu CV comunique tu valor añadido.

Al reclutador le importa poco qué tareas te asignaron hacer en tus trabajos anteriores. Item más: probablemente ya lo sabe. Si desempeñaste un puesto de Gestor Comercial, ya sabe lo que hace un gestor comercial. Si fue un puesto de Jefe de Obra, diseñador, Director Creativo, Administrativo Contable, consultor… seguro que sabe lo que se supone que debe hacer cada uno de ellos. No le importa lo que “se suponía que debías hacer” sino “lo que hiciste”.

Esta es la clave mágica de un CV. No es que no haya que poner en absoluto cuáles eran las responsabilidades del puesto, sí –aunque seleccionándolas bien-, sino que hay que darle el mayor peso específico a lo que tú lograste en un puesto concreto que cualquier otra persona que lo hubiera desempeñado, no habría hecho o habría hecho distinto.

Y una vez más: tienes que decir claramente qué has logrado para las empresas que has trabajado. Estamos?

No va sobre ti

Espera, que te explico: es muy normal pensar que el CV es una especie de “tablón de orgullo” en el que volcar todo lo que hemos hecho, cada curso de al que hemos asistido aunque sea de “cómo hacer el sudoku samurai más rápido que nadie en casa”, de cada experiencia –bien detallada-, en el que hacer una declaración de intenciones: “mi objetivo es encontrar un trabajo en el que poder aportar toda mi valía, aprender a tope, crecer, desarrollarme, donde haya buen rollito, me toque un jefe genial que me deja llegar tarde e irme los viernes a las 2”.

Va a ser que no: tu CV tiene que girar entorno a lo que necesita tu potencial empleador – es decir: lo que necesita tu cliente.

Para eso es clave que hagas un BUEN estudio del sector, los problemas y las necesidades. Si has hecho bien tus deberes antes de ponerte a escribir tu CV (si te has auto-analizado y has decidido cuál es tu objetivo profesional), tendrás que asegurarte de conocer bien qué es lo que exactamente necesita tu cliente.

Es decir, si vas a vender un coche no le dices al cliente:  “mi objetivo es vender 10 coches como este y llevarme la comisión que me corresponde para así poder dar la entrada de mi piso”. Para venderle el coche al cliente potencial le vas a decir: “en este coche puede llevar a su familia con la mayor tranquilidad gracias a los elementos de seguridad incorporados a las estructuras que han recibido 4 estrellas en las pruebas de seguridad oficiales…” O menos rollo ;o), pero la clave es: ves qué diferente es enfocarlo hacia lo que necesita el cliente?

La imagen sí importa

Y dentro de la imagen hablo de dos aspectos: el lenguaje y el diseño.

En primer lugar: escribe como una persona, no como un robot

La mayoría de los CV se escriben como si hablaras con la Reina de Inglaterra: son serios, técnicos, estirados, formales. Lo único que esto consigue es poner distancia con quien lo está leyendo. Esa persona está muy ocupada, tiene que solucionar un problema rápidamente, y lo que menos falta le hace es tener que averiguar qué estás queriendo decir o qué significan esas siglas o esa jerga. Un lenguaje sencillo, cercano pero profesional, le facilitará mucho la vida.

En segundo lugar: nos gustan las cosas bonitas

No digo que tengas que incluir HelloKittys en tu CV, pero sí que tienes que entender que tu CV, para el reclutador que lo está leyendo, ERES TÚ. Un CV con aspecto más antiguo y anodino que la carracuca,eres tú. [Ouch]. Con gracia y sin pasarte, imprime un poquito de personalidad en tu CV, siempre considerando el puesto, pero también recordando que el CV eres tú, y tú tienes que destacar.

———————————————————————————-

Con esto, como te decía: ya tienes muchísimo ¡muchísimo! ganado con respecto a los demás. Tienes que empezar a ver las cosas de otra manera. Tienes que empezar a REALMENTE verte como un profesional independiente que tiene que vender algo muy preciado: su trabajo. VENDER es el verbo. No estás pidiendo un trabajo, tú lo que haces es solucionar un problema o satisfacer una necesidad que tienen tus clientes potenciales, y por lo que están dispuestos a pagar. Encuentra a tu cliente y VÉNDELE tu producto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: