archivo

Archivo de la etiqueta: empleo

El término social networking se usa para referirse a todas aquellas herramientas orientadas a facilitar la creación de comunidades virtuales. En este sentido, se denomina web 2.0 a los sitios web que facilitan que se pueda llevar a cabo el social networking. Esto es, a aquellas webs orientadas a facilitar la interacción de los usuarios, a que sean éstos quienes creen el contenido, y puedan agruparse en comunidades virtuales.

El social networking, ¿es una moda pasajera o ha venido para quedarse?

En la medida que la popularidad de las redes sociales ha ido en aumento en los últimos años, y viendo la proyección de futuro que tienen, está claro que el social networking se está asentando en nuestra forma de vida. De modo que más vale sacar partido a estas herramientas y utilizarlas correctamente. Son, sin duda, una fuente inmensa de oportunidades para encontrar empleo.

El siguiente vídeo aporta datos más que reveladores sobre la creciente importancia de las redes sociales y la web 2.0. De modo que, a medida que aquellas crecen, el social networking adquiere cada vez más importancia.

Entonces, ¿cómo se puede usar el social networking para buscar empleo?

En realidad estamos haciendo networking a cada momento, pues continuamente nos estamos relacionando con otras personas. Otra cosa es buscar la forma de utilizar el social networking para un propósito concreto. En este caso, la búsqueda de empleo.

En este sentido, la web 2.0 ofrece herramientas más que interesantes para que se pueda hacer social networking orientado a la búsqueda de empleo. Veamos ahora varias recomendaciones interesantes de social networking.

1.- Usa un blog a modo de curriculum.

Tener un blog propio, donde puedas hablar sobre temas concernientes a tu sector profesional, es una poderosa herramienta de networking. Te reportará multitud de contactos afines a tu sector, y también te hará ver como un experto en el tema.

2.- Selecciona a tus “amigos”.

Tus cuentas en redes sociales, si las estás usando como herramienta de social networking, deben estar limpias de amigos que no te convengan para esos menesteres. No te interesa que aparezca gente de fiesta, borrachos, o en actitudes poco decorosas. Recuerda qué imagen quieres transmitir y céntrate en ello.

Una cuidada selección de contactos te hará relacionarte con gente más profesional y que puede ayudarte mejor. De igual modo, tú has de convertirte en fuente de ayuda para otros. En definitiva el networking es un camino de ayuda mutua, donde todos se benefician de la relación.

3.- Sé profesional.

Un poco al hilo del punto anterior, no debes dejar que tus perfiles sociales (en tus cuentas orientadas a la búsqueda de empleo) estén invadidas de información personal. En este sentido, debiera ser muy pequeña. Procura que la mayor cuota de información sea de índole profesional.

Las herramientas de social networking son tan versátiles que puedes hacer prácticamente lo que desees. Pero el cómo lo haces es cosa tuya. De modo que en tu blog limítate a escribir sobre lo que sabes, sin divagar ni pretender abarcar más de lo que debieras. En las redes sociales, no hagas comentarios carentes de valor, aporta contenidos interesantes y reflexiones atractivas.

4.- Estate siempre activo.

Tienes un blog en el que hablas sobre tu profesión, tus actividades o lo que haces para mantenerte al día. Entonces, ¿por qué no usarlo en tu favor?. Si esa es en realidad la finalidad. Por tanto, preocúpate de tenerlo actualizado, de modo que quien lo consulte pueda ver que no te limitas a estar tirado en el sofá esperando que te llegue un empleo.

 5.- Mantén tu curriculum actualizado.

Las herramientas de social networking te permiten tener tu curriculum siempre actualizado y disponible en todo momento. No lo descuides nunca, y hazlo visible tanto en el blog como en las redes sociales.

Pero no sólo está el social networking.

Por supuesto, las herramientas de social networking te permiten conseguir contactos usando internet. Pero no sólo hay que concentrar los esfuerzos en la red. También en tu vida diaria practicas networking, aunque no siempre orientado a la búsqueda de empleo, sino a tu vida personal.

Fuente:http://www.blog.untrabajo.es/social-networking/

1.-Tendrás las ideas muy claras

Hacerse un examen de conciencia sincero y exhaustivo, va a propiciar el establecimiento de unos objetivos realistas y factibles. Hay que dejar claro cuáles son los intereses profesionales, las habilidades y los defectos. Sólo así se puede determinar hacia donde concentrar los esfuerzos para buscar trabajo.

2.- Conocerás la empresa que pretendes

Para ir a buscar trabajo a una determinada empresa, primero hay que hacer una labor de investigación de la misma. Sus productos o servicios, los valores sociales, la plantilla, delegaciones, etc. Tener amplios conocimientos de la empresa está muy bien visto por los seleccionadores de personal. Denota más interés por el puesto de trabajo.

3.- Cuidarás tu curriculum vítae

Hay que prestar mucha atención al curriculum. Hay ciertos consejos básicos para redactar un curriculumvítae que deben ser tenidos muy en cuenta.

4.- Sólo optarás a vacantes de tu perfil

Sería absurdo (y una pérdida de tiempo) postular por empleos que no se adapten a tu perfil. Por eso es tan importante el examen de conciencia propuesto en el punto primero.

5.- Buscarás trabajo en sitios de confianza

Hay varios lugares donde buscar trabajo, y todos ellos ofrecen garantías. Pero también hay mucho estafador que pretende ganar dinero a costa de las desgracias ajenas. Evita pagar por que te ofrezcan empleo. Es un signo claro de estafa.

6.- Mantendrás tu imagen impoluta

Hoy en día la imagen tiene una importancia enorme. Y no sólo la imagen física, sino también la virtual. Ofrecer una buena imagen general es algo que debe hacerse por costumbre. No debes descuidar ni tu imagen física ni tu perfil online aun cuando tengas trabajo.

7.- Serás puntual y previsor

Si has de acudir a entrevistas de trabajo, no hagas esperar al entrevistador. Tendrás mucho perdido antes de empezar. Y no olvides llevar preparada la entrevista. Sobre todo las preguntas difíciles de la entrevista de trabajo.

8.- No mentirás

Mucha gente cae en la tentación de mentir en el proceso de selección de personal. Un error que se paga muy caro, puesto que lo normal es ser descubierto más tarde o más temprano. Esto dañará muy seriamente tu imagen y la opinión que tengan sobre ti.

9.- No contactarás con el reclutador

Salvo urgente necesidad, no está bien visto llamar al reclutador. Si te han dicho que te llamará, deja que lo hagan. Si no lo lo hacen, obviamente, no estaban interesados en ti.

10.- Seguirás preparándote

Fuente: http://www.blog.untrabajo.es/los-diez-mandamientos-para-buscar-trabajo/estee

Plantillas curriculum gratis

29/05/2013 | redacción | deja un comentario

Te ofrecemos diferentes modelos de CV (Curriculum Vitae) y algunos consejos de redacción, para que puedas hacer tu CV (Curriculum Vitae) sin problemas.

Visita de forma gratuita nuestro artículo sobre plantillas de curriculum vitae gratis.

curriculum vitae

Curriculum vitae

Todos nuestros modelos de CV están en formato Word u Open Office, en blanco y negro (recientemente hemos añadido algunos modelos a color), estos modelos están listos para que los rellenes. Ponemos a tu disposiciónplantillas de CV con muchos diseños diferentes, con o sin foto, anti-cronológico, curriculum vitae para personas con experiencia… Usted sólo tiene que elegir su modelo y rellenarlo con sus datos.

Plantilla curriculum vitae clásica

Plantilla curriculum vitae creativa

Plantilla curriculum vitae para investigadores y docentes

Plantilla curriculum vitae Europass

Plantilla curriculum vitae para personas con formación profesional

Plantilla curriculum vitae para consultores

Plantilla curriculum vitae para puestos relacionados con la comunicación

Plantilla curriculum vitae gratis clásica

Plantilla curriculum vitae gratis moderna

Plantilla curriculum vitae gratis para trabajar en diferentes países de Europa

Curriculum vitae para investigadores y docentes

Plantilla curriculum gratis European English

Plantilla curriculum vitae crativo gratis

Modelo curriculum vitae para puestos de trabajo creativos

Plantilla curriculum vitae europeo

Plantilla gratis de curriculum vitae sencillo para personas con ESO y Bachillerato

Modelo de curriculum vitae con foto gratis

Fuente http://trabajoypersonal.com/plantillas-curriculum-gratis/

No nos engañemos: los procesos de selección son actualmente más exhaustivos. Los candidatos para una vacante son más y están mejor preparados. La entrevista no es sólo un repaso curricular y por eso prepararse para salir airoso de las preguntas más embarazosas es fundamental.


En una entrevista de trabajo “se analizan los comportamientos, las habilidades y, sobre todo, se trata de averiguar cómo actuará el profesional en el día a día”, puntualiza Jordi Vidal, team manager de Randstad Professionals. La mayor complejidad de los procesos se refleja, según Antonio López, director regional de Adecco, en un aumento de las entrevistas por competencias, las dinámicas de grupo y las pruebas y situaciones complejas.

Ante este escenario, prepararse para las preguntas más complicadas, aquellas que nos sacan de nuestra zona de confort, es esencial. Según los expertos, estas son algunas de ellas:

¿Qué me puedes decir sobre ti? Es una de las más típicas y recurrentes, pero no por ello fácil. Muchos candidatos se quedan bloqueados ante ella. Al pedirte que hables sobre ti, el entrevistador quiere oírte hablar y nunca queda claro si quiere una charla general o un resumen de tu vida laboral. La apuesta más segura es limitar tu respuesta a tus cualidades y éxitos profesionales. Deberías ser breve e incluir experiencias vinculadas a los requisitos del puesto.

¿Qué éxitos y fracasos profesionales consideras más relevantes en tu trayectoria? Además de querer saber si eres un profesional exitoso, el responsable de selección querrá saber si has aprendido de tus tropiezos. No alardees demasiado de los buenos resultados y céntrate en describir cómo los asumiste, cómo analizaste los fracasos y qué lección sacaste de ellos.

¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades? El entrevistador busca honestidad en tu respuesta. A través de tu contestación verá qué cualidades o comportamientos diferentes puedes aportar a la firma y si encajas en los valores de la compañía. Huye de los estereotipos de manual de gestión. Describe tus puntos fuertes y en lo que estás más flojo, explica cómo tratas de paliarlo y mejorarlo.

¿Qué decisiones son difíciles de tomar en tu posición? El responsable de selección espera ver tu lado humano, pero también si tienes capacidad de decisión aunque no dispongas de toda la información necesaria. Trata de que tu respuesta demuestre que eres resolutivo a la hora de actuar y que no eludes tu responsabilidad, tanto si sale bien como si sale mal.

¿Cómo actúas cuando hay una confrontación en el trabajo? Se analiza si tienes capacidad para escuchar, admitir el error, no tomar como personales situaciones profesionales o si sabes influir en tus compañeros. Para salir airoso debes demostrar que eres capaz de mantener la calma, que sabes aceptar distintas opiniones y que, si se da el caso, no tienes ningún problema en reconocer que te has equivocado.

¿Y si estás en desacuerdo con tu jefe? Esta pregunta busca conocer el grado de conflictividad. El tacto y la diplomacia son las herramientas más recomendables. Demuestra que eres dialogante, respetuoso y nunca vayas de autoritario ni dando una imagen de sabelotodo.

¿Tiene alguna pregunta? La respuesta a esta cuestión debería ser siempre “sí”. De lo contrario tu interlocutor pensará que no tienes interés por el puesto y la compañía. Antes de la entrevista piensa al menos diez cosas que te gustaría saber. Algunas se abordarán durante la conversación, pero siempre te quedarán dos o tres de reserva. Es el momento de plantear quién será tu jefe, cómo se organizan los equipos o detalles del trabajo diario. Y, por supuesto, nunca preguntes sobre el salario o los días de vacaciones.

Recomendaciones
El candidato que se enfrenta a la búsqueda de un puesto de trabajo tiene que tener en cuenta que la llave de acceso a una entrevista es el currículo. Por tanto, éste debe construirse de forma personalizada para cada proceso en el que se participa. “No se trata de engordar el currículo, sino de sacarle punta a la fortaleza del mismo. Hay que ser conscientes de que nuestra vida laboral debe enganchar al entrevistador como para hacerle indagar sobre la misma en una entrevista”, indica el director regional de Adecco.

Vidal también nos recuerda que “la primera conversación telefónica ya es un primer filtro o entrevista. El aspirante a un empleo debe tener claro a qué empresas solicitó un puesto y, por supuesto, prestar atención a su tono de voz, al estilo de comunicación, ser flexible y honesto en las respuestas a las cuestiones que le plantean”.

La sinceridad es fundamental, las referencias curriculares se comprueban, a menudo de forma previa a la entrevista. Y una mentira, puede que no te descarte directamente de un proceso de selección, pero dejará una marca nada deseable sobre tu honestidad y profesionalidad.

Puedes consultar más información sobre las entrevistas de trabajo en Primer Empleo. 

Fuente:http://www.primerempleo.com/noticias/detalle-noticia-empleo.asp?id=7866

 

Las mejores webs de empleo

A parte de la búsqueda tradicional de empleo (prensa especializada, páginas salmón de los diarios, webs de las empresas, etc)

La búsqueda de empleo a través de Internet puede ser una manera excelente de encontrar un trabajo de calidad. Requiere la creación de una buena estrategia de búsqueda, un Curriculum adaptado para cada oferta y sobretodo mucha dedicación, debemos tomarnos la búsqueda de empleo como un trabajo más. No hay que centrarse exclusivamente en las webs de empleo, generalmente en las webs de las empresas tienen una sección en la que muestran los puestos vacantes con bastante antelación.

Estos son los mejores portales de búsqueda de trabajo por Internet.

  • Infojobs La web de empleo líder en España, con un completo boletín semanal de ofertas de trabajo.
  • Jobline Presente en 12 países europeos. Ofrece una relación interactiva muy alta: en el apartado “Tu página” se puede comprobar si alguna empresa se ha interesado en el perfil del candidato.
  • Monster Una de las líderes y con mayor reputación a nivel mundial.
  • Laboris Esta página proviene originalmente de la web de segundamano. Son meros intermediarios, ya que sólo registran la oferta junto con un número de teléfono o un e-mail particular al que enviar la candidatura.
  • Opcionempleo es un motor de búsqueda de empleo en España. Con una simple búsqueda, Opcionempleo le da al demandante de empleo acceso a una gran selección de trabajos que son recopilados de diversas fuentes de Internet, ahorrando la molestia de tener que visitar cada página por separado.
  • Experteer Es un servicio de empleo online para especialistas, managers y directivos. Presentes en 9 países europeos y en USA.
  • Empleofacil Seleccionando la actividad y la provincia se encuentran las ofertas que se ajustan al perfil del interesado, que debe suscribirse a ellas a través del e-mail
  • Tecnoempleo Portal destinado a ofertas y demandas de empleo relacionado con la informática. Hay que registrarse como candidato, y tras seleccionar la oferta, se remite la demanda con sólo introducir la dirección del correo electrónico, el código de usuario y la clave (los dos últimos datos se le facilitan al candidato cuando se registra).
  • Todotrabajo Aunque se puede consultar todas las ofertas de que dispone, para enviar una candidatura es necesario identificarse y rellenar un cuestionario con el que se elabora el curriculum vitae.
  • Infoempleo Anuncia que tiene registradas miles de ofertas de empleo en todo el mundo agrupadas por zonas o países, como Estados Unidos y Canadá, Iberoamérica, la Unión Europea y España, que divide por provincias.
  • Mercadis Posee un directorio con un listado de las empresas y entidades registradas, y que han ofrecido empleo desde sus páginas.
  • Jobpilot Completa página que recoge información práctica sobre todo el mundo de la empresa y la economía, con noticias de última hora.

Si con esto no tienes suficiente, siempre puedes acudir a Webs de empleo especializadas:

 

Fuente: http://www.euribor.com.es/empleo/las-mejores-webs-de-empleo/

Que levante la mano quien ha llegado a una entrevista de trabajo y no deseaba con todas sus fuerzas saber exactamente qué es lo que quiere oír la persona que tiene delante. Pues así sin más, sin mediar prolegómenos ni que me tengáis que rogar, os lo cuento: esta persona  lo que quiere es confirmar que tú eres exactamente quien le puede solucionar su problema o necesidad.

Claro, verás que la clave es saber exactamente qué problema o necesidad tiene, que va mucho más allá de lo que se especifica en el anuncio de la oferta de trabajo, que incluye toda una serie de circunstancias, expectativas, previsiones y encajes necesarios con las que se ha formado un molde en la cabeza… en el que tiene que ver si tú encajas.

Y esto, la cruda realidad es que no es posible para un candidato saber exactamente cómo encajar en el molde que el seleccionador tiene en la cabeza, porque de ese molde sólo vemos la punta del iceberg: las competencias que se piden en la descripción del puesto.  Y claro, sólo con esta información, cometemos el error de pensar que quien mejor y más haya estudiado lo que piden, quien tenga la experiencia más intensa y aprovechada y quien diga con más convicción que tiene flexibilidad y capacidad para trabajar bajo presión, mejor encajará en ese molde. Pues no necesariamente. No tenemos ni idea de cómo es el molde que tiene el seleccionador en la cabeza ni qué factores van a ser claves en la decisión, por mucha información que hayan dado en el anuncio.

Las empresas no reclutan formación, reclutan personalidades

Porque aparte de las competencias que se deben tener para poder desempeñar el puesto -como dominar ciertos aspectos técnicos, ser capaz de negociar condiciones, saber gestionar un proyecto y liderar a las personas que lo componen… you name it-, el seleccionador tiene que averiguar cómo haces tu trabajocómo logras resultadosqué te motiva a lograrlosen qué entorno trabajas mejor… y asegurarse que eso es compatible con la manera en que se hacen las cosas en el equipo en el que te vas a incorporar y mucho más allá: en la empresa en la que vas a entrar.

Te preguntarás para qué, entonces, te pongo la miel en los labios si luego no te voy a conseguir el superpoder de leer la mente de los seleccionadores… bueno, no está en mi mano (aún) conceder superpoderes, pero sí que te puedo decir tres cosas que, si te aseguras de dejarle claro a la persona que tienes delante, te va a hacer ganar muchos minipuntos para que te vea como parte de la solución que necesita.

Ojo!: No estoy hablando de falsear la realidad ni inventarse cosas. Aquí van tres aspectos que creo que cualquier seleccionador consideraría importantes en un candidato, que consideraría puntos positivos para incorporar a su empresa –luego además cada empresa tiene su idiosincrasia y tendrá otros tantos puntos específicos que haya que cumplir- y que considero que todo buen profesional tiene en mayor o menor medida. Que no cumples con alguno de ellos, que no va con tu forma de ser? no lo inventes. Eso es peor. Entonces aprovecho para sugerirte… que hagas autocrítica  ;o)

Ahí van:

1. Con respecto a la empresa:

Aunque ya tenemos claro que los *empleos* están en fase de extinción, que las relaciones laborales son mucho más efímeras y centradas en proyectos más que en conseguir “un sillón que calentar hasta que te jubiles”, aunque sabemos que vamos a pasar por muchas empresas a lo largo de nuestra trayectoria profesional… el seleccionador quiere contratar a alguien que, sea por el tiempo que sea y la relación laboral que sea, sea LEAL y se comprometa.

Esto significa que mientras trabajes para él, vas a hacer siempre tu mejor trabajo. No “tratar de”  hacerlo, porque como dijo el Maestro Yoda: “Do or do not. There is no try”, sino “hacerlo”. Significa que serás un buen relaciones públicas para la empresa.  Significa que cuando te vayas, lo harás dejando buen sabor de boca por lo que has aportado. Significa que no vas a hablar mal de nadie, ni durante tu estancia ni después.

“Do or do not. There is no try”

Pero de verdad.

2. Con respecto a tu trabajo:

Esto lo voy a decir sin mucho rodeo, creo que es básico para cualquier profesional… y aún así en mi trayectoria he encontrado más gente de lo que quiero recordar que esto ni lo consideran. Sin comentarios al respecto, pero por eso me parece importante recordarlo aunque sea tan básico como saber escribir:

Que no hay que decirte las cosas dos veces ni perseguirte: el trabajo que tienes que hacer, lo haces. Encuentras  soluciones y consigues RESULTADOS.

Parece obvio, no? Pues si realmente es así en tu caso, déjalo claro.

3. Con respecto al equipo:

Finalmente, con respecto a la manera de relacionarte con las personas que formen parte de la empresa en general, y tus compañeros y jefes en particular, tienes que dejar claro que sabes que trabajas en un equipo y que siempre tratarás de mantener la armonía y el buen rollo. No dejes que nunca puedan verte como alguien conflictivo porque ahí  habrás perdido la batalla. Nadie se arriesga a meter un lobo en una manada de ovejas, por mucho que el lobo parezca domesticado.

Esto no significa que pierdas tu personalidad ni que seas sumiso. Significa que debes tener suficiente inteligencia emocional para ser capaz de gestionar las situaciones tensas y difíciles con madurez y autocontrol. Significa que aceptas una crítica constructiva, significa que estás dispuesto a aprender si algo no lo sabes o no lo sabes hacer bien y que no te conviertes en la masa si alguien te tiene que corregir o llevar la contraria.

 

Porque más allá de títulos, de hablar idiomas, de ser el mayor experto en AutoCad, de saber más de reactores nucleares que Ironman, está tu disposición y actitud hacia el trabajoEstá tu profesionalidad y fiabilidad.  Trata mucho más de demostrar eso en una entrevista de trabajo que tus grandes conocimientos técnicos y lograrás que el seleccionador quiera sumarte a su proyecto.

Fuerza y valor!

 

p.s.: Sí, no tengo perdón de Dios, ya me ha echado varias broncas Andrés Pérez Ortega porque ando desaparecida. Es cierto que “si quieres algo encuentras la forma, si no, encuentras una excusa”, o sea que no me voy a poner a excusarme pero pido que no me condenéis al ostracismo por esto porque en cambio… estoy preparando algo mucho más grande que un blog, pero con la misma filosofía de aportar, ayudar y enseñar a navegar estas aguas del mercado laboral. Ahora ya soy empresaria (glubs… ya tengo la letra escarlata colgada!) y es verdad que estoy priorizando mi tiempo en montar la empresa más que en estar presente en las redes y en el blog. Mis disculpas y humilde petición de paciencia y voto de confianza. Sigo aquí y sigo trabajando a tope para aportar algo BUENO.Imagen

Muy recomendable blog donde te dan consejos para la búsqueda de empleo:http://zumodeempleo.com/blog/

 

Interesante post visto en:http://yoriento.com/2013/02/guia-del-empleo-2-0-como-buscar-trabajo-y-oportunidades-en-internet-y-las-redes-sociales-i-ideas-para-empezar-2.html/

Con este articulo inicio la serie Guía del empleo 2.0: cómo buscar trabajo y oportunidades en Internet y las redes sociales que os invito a compartir en Twitter con el hashtag #GuiaEmpleo20, que incluirá contenidos y recursos relacionados con el empleo, la selección de personas y los recursos humanos en los contextos de la Web 2.0, las redes sociales e Internet. Hablaremos de las ‘nuevas’ técnicas de búsqueda de trabajo y de oportunidades profesionales, y de reclutamiento y búsqueda de profesionales por parte de empleadores y empresas.

También seleccionaremos y analizaremos los cada día más numerosos recursos 2.0: aplicaciones para elaborar y compartir currículos y presentaciones profesionales; portales de empleo convencionales frente a nuevos portales nacidos en las redes sociales; y servicios de orientación, formación o intermediación laboral con apoyo en Internet. Por último, me gustaría mencionar a algunos profesionales que se mueven en este cada días más amplio y confuso entorno.

Mi intención es que la #GuiaEmpleo20 sea didáctica, sencilla, crítica y siempre en beta. Si quieres colaborar, puedes enviarme una propuesta de artículo o contenido al correo yoriento arroba gmail.com. Si os parece, empecemos con esta primera aportación para la guía, ‘Ideas iniciales sobre el empleo 2.0.’ (…)

 

Ideas iniciales sobre el empleo 2.0

Empleo 2.0 no es buscar oportunidades, es hacer que te encuentren

El 80% de los reclutadores de las empresas ya buscan a los profesionales en las redes (Informe Infoempleo-Adecco 2012). La Web 2.0 y las redes sociales son los nuevos escenarios para la búsqueda de empleo y para los profesionales que quieren demostrar lo que valen.

Algunas personas que afirman que “las redes sociales no sirven para nada” tal vez se están refiriendo a su propia red social. Si sustituimos en cada frase las palabras “redes sociales” por la palabra “personas” nos hacemos conscientes de nuestros prejuicios respecto a estos ‘nuevos’ canales. Por ejemplo, cuando alguien dice “las redes sociales no ayudan a buscar empleo” en realidad estaría afirmando “las personas no ayudan a buscar empleo” cuando gran parte de las oportunidades profesionales se encuentran mediante contactos.

Parafraseando a @david_monreal, el término empleo 2.0 no implica necesariamente nuevas o especiales empleos u oportunidades laborales, al menos de forma generalizada. Se refiere más bien a canales y estrategias diferentes en los que se relacionan empleadores o empresas con candidatos potenciales apoyados en las redes sociales, en la blogosfera y en aplicaciones y recursos de la Web 2.0.

El concepto empleo 2.0 representa un networking más horizontal, se refiere a técnicas no a contenidos.

Muchas de las prácticas que denomino empleo 2.0 se basan en el uso de la Web Social no para buscar trabajo de forma convencional sino para que “el trabajo te encuentre” mediante técnicas de posicionamiento y marca, que facilitan tu localización; de presentación y reputación profesional, que convencen a tus potenciales clientes; y de networking y prueba social, que te mantienen conectado y valorado en la comunidad y ámbito profesionales que te interesan.

La verdadera “búsqueda 2.0 de empleo” se ajusta a lo que dijo Quevedo: “si quieres que los demás te sigan, sólo tienes que ponerte delante de ellos.” Y si lo tuyo es tomar la iniciativa, no intentes ser emprendedor, simplemente, emprende: convierte en negocio lo que ya haces, lo que sabes hacer. La Web 2.0 nos transforma de empleados en emprendedores porque nos da acceso a las herramientas y a las personas para diseñar nuestra vida profesional.

De empleado a profesional: no busques solo ‘trabajo’, busca oportunidades

Un parado es un profesional sin clientes.

Esta idea expresada por @marcapersonal se relaciona con otra de fondo: el nuevo buscar empleo es convertir tus servicios en una oferta comercial en la que no te vendes tú sino tu trabajo. La búsqueda de empleo 2.0 ya no es solo una búsqueda de empleos por cuenta ajena sino de clientes que pagan por tus servicios, incluidos los que prestas por cuenta propia.

Un/a peluquero/a o un/a programador/a de PHP podría ingresar más prestando sus servicios como freelance a diversos clientes que mediante un contrato laboral con solo uno de ellos, además de las ventajas que suponen la autonomía y control del propio desempeño profesional. Trabajar como autónomo o desarrollar un negocio no es una obligación sino una posibilidad compatible con buscar o aprovechar oportunidades profesionales por cuenta ajena. Incluso si estás trabajando, tal vez debas tener presenta esta idea: Si no ganas lo que vales, ¡emprende¡

En la Red puedes descubrir iniciativas y redes de apoyo a emprendedores como Iniciador que ofrecen modelos y recursos para tus ideas y proyectos. Si trabajas para otros o estás en situación de desempleo, empieza a convertir en negocio lo que ya haces bien. Internet ofrece alternativas, tú las transformas en recursos.

Las cuatro funciones del empleo 2.0: buscar y hacer que te busquen

1. Buscar recursos en Internet: buscar información, oportunidades y ofertas de empleo en la Web 

Es la función más convencional porque generalmente no se trata estrictamente de una estrategia 2.0 de desarrollo o búsqueda profesional sino del uso de Internet como un canal más para encontrar información o realizar una candidatura profesional, tal como lo harías en la tienda de la esquina o en la empresa de un polígono industrial donde dejas tu curriculum. De hecho, ambas, tienda y empresa podrían de hecho disponer de una website que permite recoger esos currículos.

Esta búsqueda de recursos y empleo en Internet utiliza los conocidos portales ya existentes antes del boom de las redes sociales, como los generalistas Infojobs.net o Infoempleo.com; y servicios de empleo nacidos en o con las redes, que generalmente han adoptado una cultura 2.0 basada en la conversación con sus usuarios y clientes, el crowdsourcing y una cierta tendencia a la especialización, como es el caso de Wiseri, centrado en la intermediación profesional en el ámbito TIC.

Los buscadores de información que ofrece Internet, han facilitado enormemente la localización y el acceso a los contenidos, pero también exigen nuevas habilidad en la verificación del valor y fiabilidad de la información encontrada. A los buscadores generalistas como Google se le han añadido buscadores verticales o especializados ofrecidos por las nuevas redes y servicios: Twitter, Linkedin, Delicious… Hasta Facebook está intentando ofrecer una búsqueda más eficiente de información entre sus cientos de millones de perfiles.

2. Hacer networking 2.0: buscar personas y participar en la ‘conversación’ 

Un gran parte de las oportunidades se encuentran por contactos, es el famoso networking que nos permite descubrir personas y profesionales de interés, especialmente en Twitter y Linkedin. La ‘conversación’ es uno de los elementos que mejor caracterizan la Web 2.0, la posibilidad de contactar y compartir información, contenidos y debates con cualquier persona en el mundo.

Como he definido alguna vez, la reputación profesional consiste en estar en la mente de las personas que quieres que te contraten, y en la construcción de esa reputación la conversación tiene un papel fundamental.

3. El verdadero empleo 2.0 es hacer que te busquen.

Lo hemos dicho, utilizar Internet y las redes como canales de búsqueda puede ser efectivo pero no es una nueva forma de hacer las cosas. La eficiencia 2.0 se basa en crear contenidos y en compartirlos para generar el posicionamiento que haga más probable que te encuentren, junto a la generación de una marca y reputación digitales que hagan valorar a tus potenciales clientes los servicios y productos que quieres prestar o vender. El networking es el elemento conector y potenciador de todo el proceso.

Una estrategia 2.0 basada en crear, compartir y conversar, no en pedir o solicitar, no es ir-a-por-ellos sino que-vengan-a-por-ti. Implica en muchos casos un escenario de medio largo plazo, de ahí que usar Internet en su ‘versión rápida’, solo como canal de búsqueda o como escaparate y no como una conversación, suela ser tan tentador como poco efectivo. Es cierto que cuando un profesional, un producto o un servicio son especialmente útiles o interesantes, pueden encontrar difusión natural y a corto plazo en las redes sin la necesidad de estrategias especiales, eso que se llama ‘viralidad’. Pero es que gracias a la cultura y los recursos 2.0, elaborar contenidos buenos y compartirlos es per se una estrategia, la más sencilla y potente y, por eso, la más difícil.

4. Desarrollo en profesiones y sectores típicamente 2.0.

Las personas interesadas en desarrollar su carrera profesional en entornos y ocupaciones especialmente relacionadas con Internet y las redes sociales es obvio que deben generar una estrategia específica y concentrada en la Web 2.0 para buscar los empleos y oportunidades profesionales relacionados: ocupaciones “social media”; comunicación y periodismo; analítica Web; programación y desarrollo Web, etc.

Objetivo y marca profesional: si eres especialista en general, no eres especialista

Cuanto más concreto es tu perfil profesional más fácil es que puedan encontrarte, también en internet. Sólo los especialistas reciben ofertas especiales. También en las redes sociales, cuantos menos servicios ofreces más se valora lo que sabes hacer.

Especialízate, soluciona y sé bueno en algo.

Por otra parte, definir de forma concreta tus metas es motivador y te permite conocer la eficacia de los pasos que das en tu búsqueda y mejora profesional. Si tienes dudas en el establecimiento de tu camino, es inspirador encontrar “modelos” profesionales a los que querrías parecerte y observar qué hacen y cómo lo hacen en la Red.

Reputación, presentación profesional y pruebas sociales: “No soy el mejor, soy el adecuado.”

Para parecer un profesional, también deberás ser un profesional en parecerlo.

En las redes sociales no vendes, “te compran” basándose en la imagen o marca profesional que proyectas y en lo que otras personas dicen de ti (‘prueba social’). Hazte visible para que las oportunidades te encuentren.

¿Sabes presentarte profesionalmente en 30 segundos y en 140 caracteres? En una conversación de ascensor (elevator pitch) deberías poder explicar qué sabes hacer. Prepara presentaciones profesionales en diversos formatos (texto, slides, vídeo, audio) y estilos que puedas usar en las redes sociales y en el cara a cara en función de cada contexto. Si no sabes decir quién eres y qué haces, los demás no sabrán quién eres ni qué haces.Tan simple como evidente. Mejora continuamente tus presentaciones para sentirte más cómodo con ellas y para que sean más eficaces en función de tu situación profesional actual.

Parafraseando a @edans, las redes sociales hacen más visible tu perfil profesional pero no lo hacen más interesante. Bloguea, tuitea, feisbuquea y aporta mostrando tus competencias y especialización. Tu curriculum también es tu blog, tu Youtube y tu página Facebook. ¡Usa Internet para mostrar qué haces bien¡

Tu curriculum no es lo que hiciste, tu curriculum es lo que sabes hacer.

Networking: las personas como intermediadores

Los contactos personales y la promoción interna siguen siendo formas generalizadas de cubrir un puesto de trabajo, lo que suele denominarse la oferta ocultaLos contactos son el segundo método de reclutamiento más utilizado (57,6%) por las empresas solo por debajo de los portales de empleo y se usan para buscar todo tipo de perfiles independientemente del resto de medios e intermediarios que se utilicen, según el Informe Infoempleo-Adecco 2012

En Infojobs, el mayor portal de empleo en España, ‘solo’ se anunciaban en Agosto de 2012 unas 9.600 empresas de las 600.000 compañías existentes con más de tres empleados, según información de @m_angelmendez en su artículo ‘Innovar para buscar empleo online‘ en @el_pais (26-08-2012). El uso de los portales de intermediación laboral por parte de los empleadores compite directamente con otros métodos convencionales, como el uso de contactos, que están teniendo a la Web 2.0 como gran aliado y herramienta de reinvención.

El desembarco generalizado de las redes sociales en los contextos personal y profesional incrementará el uso del networking en la búsqueda de profesionales al hacerlo más horizontal, accesible y natural. El reclutamiento 2.0 basado en las redes de contactos es barato e inevitable porque no son las empresas las que contratan personas, son las personas quienes lo hacen. Y las redes sociales son ¡personas!

El networking, la generacion de marca y reputación, y la gestión de contenidos, son los pilares de esta revolución de las personas que se han convertido en profesionales autónomos, en el sentido amplio de la palabra. Tal vez pueda resultarte útil esta guía de networking para el empleo y los emprendedores.

Búsqueda 2.0 de oportunidades, personas y empresas

La potencia para la búsqueda de Internet y de las redes y aplicaciones 2.0 en particular, está infrautilizada, empezando por el aprovechamiento del buscador de buscadores. Aquí puedes consultar los comandos de búsqueda en Google para sacarle más partido del que pensabas. Algunas ideas sencillas sobre busquedas 2.0:

  • Genera alertas de tus búsquedas de trabajo con el buscador de Twitter; crea columnas de búsqueda de palabras clave usando Hootsuite.com o Tweetdeck.com; y haz listas de empresas ofertantes y servicios de empleo, por ejemplo, @quieroempleo
  • Usa aplicaciones como la española Socialbro.com para encontrar en Twitter profesionales, empresas y clientes relacionados con tu especialización. 
  • En Linkedin infórmate sobre miles de empresas y personas que trabajan en ellas y que tienen relación con los profesionales que pueden interesarte.
  • Hasta en Facebook dispones de aplicaciones como Branchout.com que seleccionan los contenidos profesionales de los perfiles para crear un subportal de empleo

Eficacia y fiabilidad de los portales y servicios de empleo en Internet

Internet como oportunidad y como barrera

Internet y las redes sociales dan más oportunidades y a quienes ya suelen tener oportunidades en la ‘vida offline’. Los servicios de intermediación laboral son negocios que generalmente buscan profesionales especialmente demandados por las empresas, de ahí que el sector TIC tenga tanto peso en el empleo ofrecido en la Web. Internet tiende a incrementar la polarización preexistente en el mercado de trabajo entre trabajadores desempleados, descualificados y precarios y entre aquellos más especializados.

Las personas que no encuentran empleo u oportunidades utilizando métodos convencionales es poco probable que lo encuentren en las redes a menos que se especialicen profesionalmente y mejoren sus competencias en estos nuevos entornos, porque los requisitos y exigencias son iguales o mayores. Los contextos 2.0 son una enorme oportunidad, pero solo para aquellas personas que son proactivas  y toman la iniciativa.

Tu valoración previa de los servicios para el empleo

Para valorar la utilidad de portales y servicios de empleo debes contrastar diferentes fuentes y opiniones para seleccionar aquellos que vas a probar y a los que vas a dedicar más tiempo. Las recomendaciones sobre los supuestos mejores servicios dan pistas, pero debemos aprender a diferenciar los contenidos que son meras informaciones o reseñas de aquellos más elaborados y basados en análisis y pruebas.

En la Red encuentras cada día artículos en sitios o blogs con títulos tales como ‘las cinco mejores aplicaciones para buscar empleo en Internet’ cuyos autores ni siquiera conocen o han probado las herramientas que recomiendan o no son especialistas en la materia sobre la que escriben.

La elección de estos titulares engañosos se debe a que el objetivo de los sitios es obtener posicionamiento, visitas y enlaces en los temas que publican y, de forma indirecta, generar marca y reputación a sus autores en esas temáticas. En otras ocasiones, los sitios que recomiendan servicios pueden ser sus propios promotores o inversores o pueden recibir financiación o apoyo por hacer publicidad encubierta de los mismos.

Inscríbete en todos los servicios de empleo de referencia

Usa preferentemente tu curriculum en Linkedin como herramienta que te permite compartir tu contenido profesional en muchos otros servicios y aplicaciones 2.0 de empleo que son compatibles.

Tu inscripción en todos los portales y aplicaciones que tienen valor, aumenta tus posibilidades de acceso a oportunidades, permite registrar tu nombre-marca en cada uno de ellos y generar también posicionamiento para facilitar que te encuentren.

La inscripción generalizada no implica dedicar el mismo tiempo y esfuerzo a todos los servicios. Como ocurre con las redes sociales, me parece útil estar presente en Twitter, Facebook, Linkedin, Pinterest, Google+ o Instagram siempre que focalicemos nuestra atención en aquellos espacios que se adecuan mejor a nuestro estilo, objetivos y motivación. A veces le sacarás más partido a las aplicaciones que más te gustan que a las que más te convienen.

Búsqueda selectiva e ‘inteligente’ en los recursos 2.0

La eficacia de servicios de empleo en Internet son muy variables en función de la calidad de cada uno de ellos y de tu perfil profesional. Dedica más tiempo a los que ofrecen más recursos y están más especializados con relación a tus intereses. Usa la tecnología disponible en cada servicio, que a veces es tan sencilla como la suscripción por RSS a las búsquedas más frecuentes, que te permite consultar periódicamente en tu Google Reader los resultados de esas búsquedas sin necesidad de entrar en el portal o website. Es una opción que permite, por ejemplo, Infojobs.

Muchos servicios no serán útiles para tu caso. Debes recordar que las websites y aplicaciones para la búsqueda de trabajo en redes sociales son negocios. No tiene nada de malo, pero su principal objetivo es conseguir usuarios y tráfico, una estrategia en la que suele basarse su modelo de negocio para atraer como clientes a las empresas que pagan por buscar trabajadores y también publicidad relacionada y otros clientes indirectos. Su objetivo no es tú inserción laboral, la información, publicidad y campañas de promoción que realizan están dirigidas a captarte más que a ayudarte a encontrar empleo.

Evalúa: ajusta el tiempo y la táctica que empleas en cada recurso

Invierte en cada servicio en función de los resultados que obtienes y prueba diferentes estrategias de búsqueda. Si no tienes éxito, prueba a contratar los servicios premium de los portales durante un tiempo para comparar resultados. Aunque te suponga un gasto, es más caro no ingresar por estar en desempleo o no obtener las oportunidades que buscas.

Si usas servicios ineficaces, inadecuados para tu perfil o engañosos perderás tiempo, recursos y motivación. Y lo que es peor, creerás estar buscando empleo cuando en realidad deberías estar utilizando otras técnicas o servicios.

Muchos usuarios también se autoengañan o se acomodan. A pesar de no obtener resultados siguen revisando este tipo de websites porque son gratuitos  y les resulta más fácil que mejorar sus estrategias de desarrollo profesional y aplicar técnicas más elaboradas. Buscar trabajo en portales de empleo donde nunca se encuentra trabajo es una mera justificación. Como en el chiste, buscan cerca de la farola unas llaves perdidas simplemente porque es el sitio donde hay más luz.

(…) La Guía del Empleo 2.0, continuará, también en Twitter con #GuiaEmpleo20

 

 

Fuente:http://yoriento.com/2013/02/guia-del-empleo-2-0-como-buscar-trabajo-y-oportunidades-en-internet-y-las-redes-sociales-i-ideas-para-empezar-2.html/

Hay mucha teoría al respecto y últimamente cada vez más, debido a la creciente tasa de desempleo que mes a mes acentúa nuestros quebraderos de cabeza. Sin embargo, existen una serie de aspectos en los que coinciden muchos profesionales de los recursos humanos. Tu currículum vitae puede tener un ‘talón de Aquiles’. Pero que no cunda el pánico, estás a tiempo de solventarlo.

Hemos querido preguntar a quienes gestionan el talento en Infoempleo y enterarnos de cuáles son los errores más comunes que cometen los candidatos en sus currículos. Estos son:

1. No especificar fechas concretas para la experiencia. No es lo mismo tres meses que un año. Por eso, lo de generalizar con aquello de “durante 2010 trabajé como asistente de dirección…” cuando dicho puesto no pasó de una sustitución de tres meses, puede confundir e incluso no convencer a tu reclutador. Del mismo modo que puede hacerlo el ver diferentes puestos y empresas bajo un mismo año: ¿trabajaste al mismo tiempo en todas ellas? ¿cuándo empezaste y acabaste en cada una…? Especifica por meses e incluso fechas concretas, la duración de cada una de las experiencias profesionales que contemplas en tu currículum.

2. Espacios blancos en tu trayectoria. Los agujeros negros son cada vez más comunes debido a las largas temporadas que una persona puede estar sin encontrar empleo debido a las circunstancias… Sin embargo, cubrir esos espacios con cursos de formación o incluso proyectos propios -aunque no hayan alcanzado buen puerto- siempre es una garantía de que el candidato se ha mantenido en activo. Dice mucho de ti y de tu forma de ser. La pasividad nunca está bien vista y menos entre los reclutadores de recursos humanos.

3. Hablar de todo y no decir nada. Un currículum de cinco páginas es excesivo; uno de medio folio puede resultar insuficiente. Al final depende de las circunstancias de cada candidato. Si se trata de tu primer empleo es lógico: la extensión no es lo importante y la formación primará ante la falta de experiencia. Si buscas empleo dentro de un sector determinado, como por ejemplo el de la publicidad, y sabes que ese currículum llegará a una empresa de tu sector, el verano que trabajaste en el chiringuito de la playa no cuenta. No llenes de paja la llave de entrada a una empresa y refleja solamente aquello que realmente aporte valor a tu candidatura.

4. Una imagen vale más que mil palabras. Por eso las poses a lo ‘Mario Vaquerizo’ y las muecas de ‘besugo’ no son bien recibidas por los reclutadores. Tampoco es plan de engominarte hasta la nuca y lucir traje y corbata, pero la fotografía que incluyas en tu currículum debe mostrar una imagen natural y formal de ti mismo. Recuerda que este no es tu muro privado de Facebook.

5. Una Biblia de seminarios. También es formación, está claro. Sin embargo, incluir un eterno listado de seminarios y conferencias a las que has asistido a lo largo y ancho de tu existencia no demostrará ni tus capacidades, ni tu conocimiento. Cíñete a incluir los más importantes o únicamente los que hayan supuesto una formación más extensa y en profundidad.

Estos son algunos de los errores más comunes que debes evitar en tu escaparate, es decir, en tu currículum vitae. Lo principal es que tu experiencia y formación hablen por ti. Una vez superado este paso, la entrevista personal será la clave para venderte a ti mismo y demostrar tu valor y tus capacidades.

Fuente:http://blog.infoempleo.com/blog/2013/02/26/los-5-errores-que-no-debes-cometer-en-tu-curriculum-vitae/

Por la crisis, la digitalización o la globalización, los empleos y las industrias están cambiando para siempre. Ahora mismo están apareciendo nuevas profesiones, pero son casi invisibles para quienes contemplan el mundo laboral desde el caduco paradigma de la era industrial.

Aquellos que queramos seguir disfrutando de un trabajo deberemos reinventarnos cada poco y aceptar la inevitabilidad de empezar en una nueva profesión cada tanto, varias veces a lo largo de la vida. Se abre ante nosotros la era del conocimiento, el talento…, y de los creativos, emprendedores del conocimiento y expertos… Y sumarse a esa corriente laboral emergente es posible, excitante, rentable… y necesario. La pregunta “¿para qué sirvo?” se responde con otra pregunta: “¿A quién sirvo, y resolviéndole qué problemas?”.

La actual crisis es un cambio estructural, es un cambio sin vuelta atrás, un cambio masivo de paradigmas. Por consecuencia, todos nosotros deberemos cambiar profundamente de mentalidad en cuanto a las formas de ganar y gastar el dinero, porque los viejos tiemposno volverán.

“La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”(Nelson Mandela)

El economista americano Richard Florida señala este fenómeno en su libro ‘El gran reset’. ¿Y por qué la economía mundial debería resetearse cíclicamente? Porque es la manera de deshacernos de lo caduco y dejar paso a lo nuevo. Sí, nuevos modelos económicos impulsados por el ingenio, la tecnología, la invención y el talento. Innovaciones que comportan nuevas formas de vivir y de trabajar y que conducen a cambios sociales y económicos de gran calado. Una y otra vez hemos salido reforzados, incluso más prósperos a medio plazo, de cada uno de esos profundos resets económicos.

El cambio que se está destilando ahora mismo en Occidente es el paso de la economía industrial a la economía del conocimiento, basada en las ideas y el talento. Los países, la empresas y las personas que lo entiendan –y se reinventen– saldrán adelante con éxito; las que no lo hagan quedarán descolgadas.

Las claves del cambio

ILUSTRACIÓN: JOSÉ LUIS ÁGREDA

Libros

– ‘La educación del talento’, de José Antonio Marina.

– ‘Las claves del talento. ¿Quién dijo que el talento es innato? Aprende a desarrollarlo’, de Dan Coyle.

Películas

– ‘El discurso del rey’ (2010), de Tom Hooper.

– ‘Art & copy’ (2009), de Doug Pray.

¿Qué podemos hacer para reinventarnos pro­­­­fesionalmente? Aprender, la inversión en educación es la mejor inversión, y el foco donde deberían converger todas las políticas de estímulo, en lugar de dilapidar los escasos recursos en sectores de la antigua economía (la automoción convencional, la economía de las finanzas perversas o la construcción especulativa).

Adentrarnos en la sociedad del conocimiento es nuestra única opción. Dijo José Antonio Marina: “La educación debe ser el motor de la prosperidad, porque su objetivo es crear talento, que se ha convertido en la verdadera riqueza de la naciones”. Un talento que se mide por el “índice de empleabilidad”, que es el índice que mide las posibilidades de tener trabajo. Una capacidad en la que deberíamos invertir durante toda la vida profesional con formación útil.

Los puestos de trabajo están transformándose. Y ello, como resultado del cambio de mentalidad de las personas que los ocupan. Están dejando de tener sentido los organigramas verticales, el ordeno y mando, la obediencia ciega. Las personas reclaman sentido, hacer cosas que tengan un propósito claro, más allá de ganar dinero. En la era creativa, en la que ingresamos a principios de siglo, las ideas, el talento y el conocimiento son el nuevo petróleo de la economía. Su motor. En países como Estados Unidos, por ejemplo, esta clase representa ya el 30% de la fuerza laboral y supone la mitad de todos los ingresos laborales del país.

De nuevo, la pregunta “¿para qué sirvo?” se contesta con otra pregunta: “¿Qué sé yo que ofrezca valor a otras personas?”. Los creativos son y serán las personas más solicitadas y mejor pagadas. Mientras que los trabajos repetitivos, manuales, de bajo valor añadido y/o digitalizables se esfuman o entran en la precariedad, los trabajos creativos ofrecen oportunidades inimaginables.

¿Qué podemos hacer para formar parte de esta prometedora oportunidad profesional? Una vez más, invertir en nosotros mismos, en formación actualizada.

Ahora sabemos que el talento se hace, no se nace con él. Este es uno de los descubrimientos de la neurociencia más democráticos y alentadores. Todos podemos desarrollar cierto talento, con disciplina y dedicación entregada. Sabemos que el talento es el efecto de la práctica y del aprendizaje deliberados durante 10.000 horas. Es la suma de la aptitud (lo que se sabe) más la actitud (querer saber más y mejorar).

“Los medios de producción ya no son ni el capital, ni los recursos naturales, ni la mano de obra; son y serán el conocimiento” (Peter Druker)

Después de leer el libro de Malcolm Gladwell ‘Fuera de serie’, uno entiende cuál es la diferencia entre quienes hacen algo especial en la vida y quienes no. El autor explora las historias de grandes deportistas, de los Beatles, Mozart… y se pregunta qué distingue a unos de otros. En su estudio concluye que nuestro modo tradicional de pensar en el talento es erróneo.

El talento florece con un condicionante: la vocación. La pasión por lo que se hace, el amor por la profesión, servir más y mejor a la sociedad. Si una persona desempeña un trabajo porque no tiene otra cosa o por ganar dinero nada más, no le puede ir bien.

En nuestra economía se estima que un 80% de las personas trabajan en ocupaciones que no aman. Cuando en una profesión no hay amor no puede haber dinero. No es de extrañar que una sociedad así no avance por sí misma y vaya a remolque de otras economías más innovadoras. En la era del talento no tenemos opción: o nos decidimos por servir con una vocación –y nos entregamos en cuerpo y alma hasta tener éxito– o elegimos vender horas en empleos poco interesantes, con condiciones precarias y mal pagados. El precio de la ignorancia es, ahora más que nunca en la historia, altísimo.

El conocimiento de un buen profesional vale más de lo que imaginamos. Un experto puede obtener ingresos sirviendo con lo que sabe de su tema preferido. Un experto, por cierto, no es una persona que lo sabe todo, pero sí es una persona curiosa que lo quiere saber todo sobre su tema. Por eso se considera a sí mismo un estudiante, un aprendiz; y cuanto más aprende y sabe, sus clientes le consideran más experto.

En la actual era es posible convertir lo que a uno le gusta en una profesión útil y rentable. Si alguien tiene un consejo o una información valiosa con los que resolver problemas a los demás, es posible hacer carrera en una industria real como experto y obtener ingresos por lo que sabe.

Lo único necesario para ser un experto es contar con conocimiento de valor y saber cómo entregarlo al mundo. Ahora mismo hay muchas personas que necesitan saber lo que alguien sabe, y le pagarán por su ayuda.

Fuente: El País

A %d blogueros les gusta esto: